martes, 6 de marzo de 2018

Paddle Tail Swimbait


Llega la que es para mí y supongo que para muchos de vosotros la mejor época del año, la tan esperada pre-freza del bass, esa época en la que en cada jornada vas con la ilusión de batir tu record de esta especie ya que es en la que las probabilidades de que supere la barrera de los 3kgs son mayores con respecto al resto del año. Durante este periodo, las hembras van a alimentarse todo lo que puedan para tener energía suficiente para superar el periodo de freza, por lo que sabemos que andan buscando alimento, cosa que nos favorece mucho y ademas cuando tenemos la suerte de capturar algún ejemplar este es muy fácil que tenga una buena barriga, este corpulento y encima lleve huevas, lo que contribuye a que pese más de lo que lo haría el resto del año.

Hay muchos señuelos que pueden ser efectivos en esta época, entre ellos se encuentran los padle tail swimbaits, conocidos comúnmente como pikis, que pueden sernos útiles en cualquier momento y situación ya que pueden emplearse con infinidad de montajes y técnicas. Estos son señuelos de vinilo que imitan a un pececillo y consta de un cuerpo y una cola en forma de pala que le caracteriza, la cual al hacer resistencia con el agua se mueve de lado a lado. Según la forma de la pala, el grosor del vinilo que une el cuerpo con la pala y la dureza del mismo, el movimiento de la "cola" será mayor o menor, incluso si la pala es suficientemente ancha, puede generar un movimiento de "rolling" en el señuelo. También podemos encontrarlos en infinidad de tamaños, desde tamaños "mini" para los amantes del finesse, hasta superiores a 20cms, generalmente usados para otros depredadores.

Según el montaje que empleemos podemos buscar un efecto u otro según nuestras necesidades, pero ademas, según la recogida que empleemos o la acción que le demos al vinilo con la caña ampliamos el repertorio de presentaciones que podemos ofrecer al pez hasta dar con la tecla, ya que muchas veces pequeños detalles marcan diferencias abismales.

A continuación paso a escribir los diferentes montajes posibles y variantes de los mismos:

Texas
Quizás, el montaje más básico y conocido en el mundo del bass, con el que casi todo el mundo se inicia y 100% efectivo. Este montaje consta de un plomo de tipo bala que facilita penetrar entre la cobertura en la linea libre, puede desplazarse por ella para que el pez cuando tome el señuelo no note peso excesivo, y un anzuelo tipo texas, en caso de los swimbaits, mejor curvo debido al volumen de sus cuerpos. Al ir el anzuelo oculto conseguimos un efecto anti-algas/anti-enganches, aunque no se lleva muy bien con las grietas de las piedras, puede quedar encajado entre lascas de pizarra o cualquier otra roca como pasa con casi cualquier señuelo.


Florida: es una variante del montaje texas al cual se le añade un tope de silicona delante del plomo para que este no se desplace por la linea. Es útil cuando pescamos entre juncos, cañizales o algueros que al lanzar a un agujero, a veces el plomo va por un lado y el vinilo por otro, pero con el tope queda solucionado y el conjunto va siempre por el mismo agujero sin estropear lances que por culpa de ese problema no acaban en captura.


Plomo Faldín: es un plomo de bala modificado al cual se le han añadido faldines de rubber o latex dándole un efecto de mayor volumen al montaje. Puede usarse con o sin tope de silicona, todo depende de donde lo vayamos a usar.


Swimbait Hook
Se tratan de anzuelos curvos específicos para este tipo de señuelos. suelen contar con un muelle en el ojar que se enrosca en la "cabeza" del vinilo, lo que hace que el vinilo no se raje como pasa con los anzuelos texas tradicionales y aguante más picadas y queda colocado igual que el anzuelo texas, consiguiendo el mismo efecto anti-enganche.

Pueden venir con plomo/tungsteno en la parte media del anzuelo que hace que el vinilo caiga horizontal en las paradas, siendo bastante natural.


En ocasiones encontramos estos anzuelos con una pala tipo spinnerbait en el plomo lo que le añade un atractivo extra, más vibración y un poco de destello que en días de viento y/o oscuros puede llamar la atención de nuestro objetivo.


Jighead
Es la forma más clásica de montar estos señuelos, generalmente empleados en España para la pesca del lucio, pero que desde hace poco somos muchísimos los adeptos que lo usamos para el bass. Este montaje no es ni más ni menos que una cabeza plomada clásica con un anzuelo simple el cual sobresale por la "espalda" del vinilo, siendo realmente sencillo clavar con él.

A día de hoy podemos encontrar muchas variantes de jigheads, ya sean cabezas clásicas redondas, hasta cabezas con forma de cara de pez de lo más realista. 

En el tema de anzuelos también encontramos una variante relativamente moderna y son los que van enganchados a la cabeza mediante un alambre dando la posibilidad de emplear anzuelos curvos y que sobresalgan, o texas y que quede la punta oculta para usar el señuelo en zonas de coberturas.


A estos montajes podemos añadirles palas de spinnerbait con un muelle como los que se usan en los anzuelos de swimbait enroscado en la barriga del vinilo, o con una anilla si la cabeza cuenta con un ojal en la parte de abajo. También existen palas dobles unidas por una goma con un agujero en el centro de la goma que se coloca en el ojal del jighead o en el anzuelo del mismo quedando cada pala a un lado. Existen jigheads que vienen con una pequeña hélice en el ojal. Como última opción podemos cortar la cola del vinilo y sustituirla por una pala colocada con muelle y una gota de pegamento rápido o comprarlo ya hecho de los diferentes modelos que existen en el mercado. Todo esto suma destellos y vibraciones al montaje que días y situaciones que lo requieran como días de viento o aguas turbias.



Neko Rig
Este montaje es aconsejable emplearlo con pequeños swimbaits ya que plomos muy pesados los acabaríamos perdiendo rápido y si lo pegamaos, al cabo de unos lances, el anzuelo rajaría el vinilo. El neko consiste en colocar un plomo con forma de seta en la cabeza del vinilo, insertando la parte estrecha estriada en la misma y en el “lomo” de vinilo pinchamos un anzuelo tipo mosquito como los empleados en el drop shot. Para que dure más el vinilo podemos colocar una goma como lo haríamos en un montaje wacky y para conservar el plomo más tiempo con una pequeña gota de pegamento rápido lo solucionamos.

El montaje neko simula un pequeño pez pasto despistado comiendo por el fondo, es una presentación bastante natural, que si bien normalmente se usa con vinilos con colas rectas, en este caso la cola de pala le añade vibración.

Si queremos un mejor sonido al rebotar entre las piedras, con sustituir el plomo por tungsteno, además de contaminar menos, conseguimos mayor sonido ya que es un material mucho más duro y denso.


Montaje con potera
No sé el nombre exacto de este montaje, pero en ocasiones en las que las picadas son realmente malas y apenas da tiempo a clavar puede ser de ayuda.

Para hacer este montaje necesitamos un tubito hueco tipo palo de chupa chups, el cual insertamos a lo largo del cuerpo del vinilo desde la boca hasta el “culo”. Cortamos el sobrante e introducimos por el canal que hemos creado una línea trenzada y en la parte del culo anudamos la potera y en la boca una anilla para evitar que deslice el vinilo por la línea. Para finalizar añadimos un plomo de bala en la línea principal y anudamos a la anilla.

El objetivo de poner el tubito es que al lanzar o clavar los peces, el trozo de trenzado no raje el vinilo y así conservarlo más tiempo.


Live Bait Rig
Se trata de un montaje para pescar en superficie en el que colocando un anzuelo de mosquito si es pequeño el vinilo o texas si es más grande en el lateral del mismo, conseguimos que trayéndole hacia nosotros con tirones con la punta de la caña este avance.


Jig
Estos señuelos son por todos conocidos y si bien a groso modo tenemos cuatro tipos de jigs (football, flipping, swimming, micro), yo emplearía los swimbaits de tráiler en dos de ellos, el swimming jig, ya que son jigs diseñados para ellos, para utilizar a recogidas continuas en zonas de algo de coberturas y en jigs de flipping para meter en coberturas densas y que la pala que hace bastante vibraciones en el agua ayude a provocar algunas picadas por reacción al penetrar en el apostadero del pez.

Con estos señuelos yo soy de poner el tráiler acorde a los flecos del jig, pero es solo una manía mía, hay combinaciones que funcionan realmente bien.

Jika Rig
Este es un montaje que deja bastante libertad de movimiento al señuelo ya que el plomo no va fijo además de que si lo posamos en el fondo el vinilo tiene una pequeña y lenta caída.

Para montar un jika necesitamos un plomo de tipo drop shot (bola, cilíndrico o lágrima) unido por una argolla al ojal de un azuelo texas curvo donde irá el swimbait.

A día de hoy existen unos plomos redondos con un ojal a cada lado que hace que nos quede un montaje en linea y con bastante libertad de movimiento que podríamos aceptar como una variante del jika.


Chatterbait/Spinnerbait
Son dos señuelos a los que les podemos añadir tráiler, es decir un vinilo en su anzuelo para ganar en volumen y vibraciones haciendo el conjunto más atractivo y los padle swimbiats son ideales para estos cebos ya que la mayoría de las veces trabajamos con ellos a recogida continua por lo que la pala del vinilo está continuamente trabajando.

Son señuelos muy efectivos en días de viento, cielos oscuros y en aguas turbia además de ser una buena opción a la hora de romper bancos de alburnos para que el señuelo quede en un claro entre tanto pez pasto y el depredador se fije en él. El chatterbait por regla general vibra mucho más que la spinner aunque esto puede cambiar según  el tipo de palas de esta y si esta constuida en alambre o en titanio.


Alabama Rig
Conocido comúnmente como el paragüitas, es un montaje que lleva una estructura de alambrea en la que se colocan varios swimbaits simulando un banco de peces, a veces cuentan con alguna que otra pala de spinnerbait. Forma un conjunto muy pesado y es una de sus desventajas, a mí personalmente no me gusta, aunque es una opción más de pescar con estos señuelos e incluso con el que se puede coger más de un pez a la vez, lo que en mi opinión no es muy deportivo.


Manolo & Co.
Por último tenemos este novedoso montaje que es una colaboración de Longasbait con Hart que simula un mini-banco de peces y que podemos emplear como una spinnerbait y evitar posibles enganches gracias a los trozos de fluorocarbono grueso que sujetan a los dos pequeños pececillos.

En el agua se ve un conjunto muy natural y atractivo, son vinilos con mucha movilidad.


Tipos de recogida:
A continuación enunciaré las distintas formas de recuperar los padle swimbaits y las técnicas que admiten cada una de las recogidas:

Recogida continua: es la más básica de todas, es únicamente lanzar y recoger. Hay veces en las que algún pez nos sigue indeciso por lo que un cambio en la velocidad o un tirón con la punta de la caña puede ayudar a que se decida y muerda el señuelo. También podemos añadir una pausa para dejar caer el señuelo y ver si así reaccionan a la caída, usando anzuelos de swimbait conseguimos que el conjunto caiga horizontal, se ve bastante natural mientas que con montajes que llevan el plomo en la cabeza caen mirando hacia abajo dando la sensación de un pez que huye.

Podemos emplear este tipo de recogida con: texas, swimbait hook, jighead, montaje con potera, swimming jig, jika rig, chatterbait, spinnerbait, Alabama rig y Manolo & Co.

Dientes de sierra: con este tipo de recogida tocamos varias capas de agua ya que el señuelo va subiendo y bajando para ello lanzamos y dejamos caer un poco el vinilo para a continuación subir la punta de la caña para que suba y mientras vuelve a caer recogemos la línea sobrante bajando la punta de la caña para no perder la tensión en ningún momento.

Podemos emplear este tipo de recogida con: texas, jighead, jika rig, swimming jig, chatterbait y Manolo & Co.

Jerking: recogemos el señuelo dando tirones hacia un lado con la punta de la caña como si de un jerkbait se tratase recogiendo la línea sobrante sin destensarla en ningún momento y entre golpe y golpe dejando una pequeña parada. Mejor con montajes muy poco plomados.

Podemos emplear este tipo de recogida con: swimbait hook, montaje con potera sustituyendo el pomo de bala por un plomo insertable en la barriga y live bait rig.

Saltos por fondo: en esta recogida dejamos caer el cebo al fondo y una vez llegue levantamos la caña para que el señuelo de un salto, si la subimos a 2 o 3 tiempos, hará dos o tres picos. También podemos jugar con la longitud de los saltos según subamos más la caña o menos.

Podemos emplear este tipo de recogida con: texas, jighead, neko rig, flipping jig y jika rig.

Pesca en vertical: esta técnica consiste en desplazarte con el pato o con una embarcación en busca de peces o zonas donde crees que puede haberlos y dejar caer el señuelo justamente debajo sin perderlo de vista en la sonda y una vez aparezca el pez jugar con el dejando quieto el señuelo o moviéndolo hasta que lo hacemos picar. Es recomendable emplear esta técnica cuando los peces se encuentran a más de 7 u 8 metros de profundidad.

Podemos emplear esta técnica con: jighead y Manolo & Co.



jueves, 8 de febrero de 2018

Review Hart 25S Casting


Hace poco me pude hacer con la nueva caña de casting de Hart, se trata de la 25S en su versión de casting y pertenece a la gama de cañas que se han hecho con motivo del 25 aniversario de la marca. En estas cañas se ha utilizado blanks y materiales de muy alta calidad.

En esta entrada me voy a centrar en el modelo de casting del cual, lo primero que llama la atención es el color rojo intenso de su blanck, característico de la marca y destacando sobre el retos de cañas del mercado, ya que no es muy común encontrar una caña de este color, no siendo algo relevante, pero a mi al menos, me entra por el ojo. Lo siguiente que nos fijamos a simple vista es que el talón no es nada convencional, se ha suprimido el clásico trozo de eva/corcho y cualquier embellecedor, dejando solo el carbono de la caña y un pequeño talón con el emblema de la marca. Esto a parte de darle un toque estético poco convencional, aligera algún que otro gramo.




Las características de la caña son 7,1´de longitud, una medida bastante adecuada para una caña polivalente y cómoda adaptándose a los tiempo, ya que hasta no hace mucho empleábamos 6,6´como una medida cómoda y estandart para una caña polivalente, este extra de longitud y con la ligereza de los blanks de hoy en día nos ofrece un lance mas cómodo a largas distancias y a la vez trabajar cómodamente cuando pitcheamos. La acción es de Extra Fast 14-38grs, perfecta para vinilear todo el día con ella con texas, shakeys, jikas, jigs no muy pesados, etc. En definitiva una caña titular para cualquier día de pesca.

En la construcción del blank se han combinado los mejores carbonos de 30 y 40 Tn, esto significa que se han utilizado laminadas de carbono prensadas con 30 y 40 toneladas de presión lo que confiere una gran elasticidad y alta resistencia a la caña.


La 25S monta anillas FUJI K SIC para protegerla especialmente de la fricción de los hilos trenzados evitando roturas de linea por el desgaste de la cerámica. Algo también poco frecuente y que es de agradecer es el portacarretes que monta, se trata del FUJI PULS que mejora la estabilidad de la mano al permitir fijar los cuatro dedos bajo el gatillo e incrementa el tacto en el blank para sentir mejor la picada. Cuenta con mecanismo BACK STOP™ que asegura la rosca de cierre, son dos roscas, la primera que trae cualquier portacarretes y una segunda como monta también la Bloody Hartcore C Evo de siluro que evita que la primera se mueva y quede el carrete "bailando" en algún combate o clavada, cosa que fastidia bastante.





A la hora de probarla en el agua nos encontramos con una caña tremendamente ligera que queda perfectamente equilibrada con un Metal Black, muy cómoda en la mano y con un portacarretes bastante agradable en la mano que nos mantiene gran parte de ella pegada al blanck para no perdernos nada. En cada lance vemos como la caña flexa correctamente (siempre y cuando trabajemos el rango de pesos indicados) y que nos ayuda a lanzar lejos cómodamente cualquier señuelo.



El tema de la sensibilidad es algo impresionante, he estado empleándola con un fluorocarbono 0,30mm y al rastrear el fondo notas a la perfección cualquier piedra, palo o suelo blando, si ya empleamos un trenzado finito, ganamos en lance y de la sensibilidad ya ni hablamos. Solo he tenido una picada con ella, bastante tímida, pero note bastante bien que se trataba de un pez, en la calvada, la acción extra fasta de la caña asegura una clavada firme y cuenta con una buena reserva de potencia a la hora de trabajar el pez flexando correctamente en su totalidad.


En definitiva creo sinceramente que se trata de una caña de una grandísima calidad y muy polivalente para nuestras aguas, para emplear de orilla, pato o embarcación y a un precio más que razonable dadas las características de la misma. Esta temporada va a ser sin ninguna duda una de las que más horas pase en mis manos.


martes, 6 de febrero de 2018

En busca del "LUCIO"


Hace tiempo habíamos planificado un finde de pesca junto a Isa, David y su chica para ver si lográbamos hacernos con un buen lucio, no queríamos cantidad, solo calidad.

Aprovechando que estos ya andan al alcance de la pesca de orilla, decidimos andar en busca de ellos pudiendo desplazarnos rápidamente y hacer cambios de planes rápidos si la cosa no funcionaba

El sábado empezamos pescar por la tarde en un día de mucho viento y soleado, por lo que decidimos batir Isa y yo agua con spinners de gran tamaño. Y la cosa no se hizo mucho de esperar ya que al poco tiempo de llegar a la zona donde creíamos que íbamos a tener resultados, noto una fuerte picada en mi spinner, pero que no logro clavar. 

A los diez minutos aproximadamente me dice David "¡Mira, Isa tiene uno!", sin pensármelo, deje la caña en el suelo y salí corriendo para allá y nada más llegar vez que se trataba de un gran pez queriéndose ir contra una rama. Hubo un intento donde logró evitar que se enramase, pero la segunda vez fue inevitable. Al ver al pez atrapado entre los palos, que no iba ni para adelante ni para atrás, me quité los zapatos y los pantalones y a por el que fui.


Una vez lo tuve en las manos nos inundó una gran alegría, en cuatro días y medio que lleva pescando, ya cuenta con un gran lucio en su palmaré. Tras unas cuantas fotos que nos hizo David, lo devolvimos rápidamente al agua.

Desafortunadamente fue la única captura del día, pero sabíamos a lo que nos exponíamos y con esa captura, yo al menos, me fui para casa más que contento.

Muchas gracias David y Lucia por la cena de después, esos chuletones estaban espectaculares, espero otras jornadas en breve.

lunes, 29 de enero de 2018

Día de records


El pasado viernes iba a ser el primer día de snowboard del año, pero nos llevamos el chasco al llegar a la carretera de subida a la estación que estaba cortada por la gran cantidad de hielo que tenia, lo que nos fastidió el día por completo. Con las ganas que teníamos fue una gran desilusión y Isa propuso que ya que nos habíamos levantado que aprovechásemos el día y fuésemos a pescar.

Nada más llegar al pueblo, cogimos los equipos de pesca, fuimos al burguer a por algo de comer y mientras nos dirigíamos al río fuimos comiendo para no perder tiempo.

Se presentaba una tarde con mucho aire, algo que me gusta mucho, pero en esta ocasión venia de norte y muy frió cosa que no me daba mucha confianza, pero estaba seguro que algunos peces rascaríamos.

Comenzamos pescando el cauce buscando peces a la espera del paso de los alburnos en puntos en los que hay algunas ramas y al poco de empezar, veo como un buen bass emboca mi señuelo que sin darme tiempo a clavar escupe. Creía que había perdido la oportunidad del día, pero aun así confiaba en que podría engañar a alguno más.

Seguimos insistiendo y tras algunos lucietes, veo a lo lejos la caña de Isa doblada y una gran cabeza salir del agua moviendose de lado a lado, así que fui para allá a ayudarla lo más rápido que pude. Logro hacerse con el pez, su mayor lucio hasta ese día (que por cierto bien poco le duró el record) y no se quien estaba más contento si ella o yo pero la verdad es que fue un gran momento, ya era un lucio bastante bueno para ser de la zona que es.


Tras liberarlo y con la moral alta seguimos lanzando hasta que llego a un punto en el que me acorde que vi en mi Lowrance Elite-5Ti unos palos en el fondo. Cogí mi Boushido H con un Olasa montado en una de las nuevas cabezas de Shakey de tungsteno de Hart y lo presente en la zona. Toquecito a toquecito iba notando el fondo y los palos hasta que de repente noto una picada bastante seca y contundente y sin pensármelo clave, la caña se quedo doblada, el pez prácticamente ni cedió y note unos cabezazos, por lo que pensé que se trataría de un luciete majo. Enseguida el pez subió a la superficie y asomo un cabezorro de bass bastante importante el cual hizo dos intentos por saltar pero no podía y yo no podía apenas controlarle cuando decidía nadar, pero por suerte conseguí llevarlo hasta mis manos. En ese momento fui consciente de lo grande que era, no solo largo, sino ancho, alto y bastante gordo por lo que estaba seguro que se trataba de mi record de bass.






Tras varias fotos y disfrutar un poco de el no pudimos pesarlo porque ninguno de los dos llevábamos bascula, pero si que pude medirlo y con 59,5cm y esas anchuras si que me quede totalmente convencido de que era el más grande que había sacado.

Y con una felicidad y una alegría enorme nos fuimos al poco tiempo para casa, una sensación indescriptible, un día de los que nunca se olvidan.

domingo, 21 de enero de 2018

Cuidemos los lucios

 Llega una época en la que es más fácil que el resto del año de hacernos con lucios de récord ya que se encuentran al alcance de todos, necesitan comer y por lo tanto vienen con peso extra y si encima le sumamos las huevas, estos alcanzan un peso muy superior al del resto del año. 


Es el momento en el que se prepararan para dejar su descendencia, de la que si no cuidamos a sus progenitores, difícilmente podremos disfrutar en el futuro. Son peces bastante delicados, mucho más de lo que nos pensamos por lo que no solo basta con devolverlos al agua, sino, devolverlos con la mayor garantía de supervivencia del animal.


Últimamente veo por las redes sociales vídeos y fotos de grandes lucios muy mal manipulados y aunque no sea nadie para decir a la gente como hacer las cosas, me jode ver a esos animales ser tratados así. Por estos voy a dejar algunos consejos por aquí para quien los desconozca.


  1. -Jamas colgar al pez en vertical, cogido con una sola mano ni un solo segundo. El pez no esta hecho para estar en esa posición y menos aun fuera del agua y con ese peso extra, por lo que al colocarlo de tal manera producimos desgarros internos en sus órganos y daños en la mandíbula y opérculo. Por ello habrá que cogerlo con ambas maños manteniendolo en horizontal desde que sale del agua hasta que vuelve.
  2. -Olvídate de boga grips y demás sistemas que sujetan con una pinza por la boca al animal, no viene nada bien colgarlo con un punto de apoyo tan pequeño y si encima se mueve, más daños les produce en la mandíbula, que les es imprescindible para alimentarse en condiciones para tomar fuerzas para la freza.
  3. -Evita que el pez se roce con el suelo y se dé golpes. Esto les quita su mucosa que les protege la piel y les produce heridas por lo que es un foco de infección.
  4. -No lo peses a no ser que dispongas de un saco donde quepa el animal, colgarlo del gancho de las típicas basculas, es un punto de apoyo muy pequeño y puede desgarrarle la inserción de los opérculos y los órganos internos.
  5. -Mantenerlo fuera del agua lo justo y necesario, no veo necesario tener a un pez mas de un minuto seguido fuera del agua para hacerle una foto, es un estrés innecesario para el animal.
  6. -Si sangra demasiado, debemos meterlo inmediatamente en el agua que es donde antes coagula su sangre, si aun así no funciona siempre podemos llevar 7up o Sprite que hace que coagule instantáneamente y así salvar algún que otro pez.
  7. -Si lo pesca con la tan de moda pesca en vertical, trabaja al pez tranquilamente, sin prisas para que descomprima bien y no se hinche; idem con el bass.

Nadie nace sabiendo, yo mismo he cometido estos errores y muchos más, pero esta en nuestra mano aprender y aplicarlo y en mi caso intento siempre mejorar en el trato al pez sobre todo, que es el que nos hace disfrutar y sin el este deporte, sería imposible. Espero que nadie se lo tome a mal, y si es así, no va con esa intención.


Quien tenga algo que añadir que lo escriba en los comentarios y añadiré al resto de puntos, siempre es bueno aprender algo nuevo.


martes, 16 de enero de 2018

Una de Vertical System


Este pasado fin de semana no teníamos planteado salir de pesca, pero el domingo antes del medio día hicimos un cambio de planes, no comer, preparar las cosas rápido e ir al pantano a echar el rato de luz que queda por estas cortas tardes y ya a la vuelta comer lo que sea.

Llegamos a la orilla sobre las 2:30, pero entre montar los equipos, patos, etc se nos fue media hora tranquilamente.

Íbamos a dedicar la jornada a pescar en vertical, buscando peces algo profundos con mi Lowrance Elite-5 Ti en zonas donde anteriormente había localizado peces en esta época. El equipo elegido para la ocasión fue la Hart Bosushido 7,3´H con un Absolut Metal Black cargado de trenzado Asari Power Masaru y 2 metros de fluorocarbono para evitar levantar sospechas.

Nada más llegar a los puntos claves veíamos peces y no hizo falta insistir mucho para obtener las primeras picadas y peces, de hecho, por ahora, es el mayor del año, aunque espero que no sea así jeje.






Cuando no llevábamos ni dos horas de pesca, comenzó a llover bastante más fuerte de lo previsto y seguidamente a granizar y sin llevar ropa especifica y con un frió horrible, nos obligó a retirarnos y aunque nos fastidió, nos fuimos bien satisfechos.


jueves, 11 de enero de 2018

Comienza el 2018


Aprovechando las vacaciones de navidades he podido escaparme de pesca desde el día 1 de Enero hasta el día 5 con bastante buenos resultados en todas las jornadas. En varias de ellas me ha acompañado mi novia, Isa, que va cogiendo soltura a una velocidad increíble, teniendo en cuenta que nunca había tocado una caña, el progreso ha sido más que bueno. Mucha culpa de ello lo tiene en el empeño que le pone en aprender. Una suerte poder compartir mis jornadas con ella.

El primer pez salio el primer día del año, cuando apenas asomaban los primeros rayos de luz, ya estaba en el río listo para afrontar la primera jornada del año. Cuando no había pegado ni siquiera 5 lances, ya tuve la primera picada, un precioso lucio que inauguro la cuenta del año.


En las siguientes jornadas, no han faltado los peces tampoco algunos buenos lucios y otros buenos basses, aunque en menor cantidad estos últimos, pero si que han hecho acto de presencia.









Espero que a lo largo del año la cosa vaya igual de bien o mejor si cabe.
Buen año a todos!