jueves, 8 de febrero de 2018

Review Hart 25S Casting


Hace poco me pude hacer con la nueva caña de casting de Hart, se trata de la 25S en su versión de casting y pertenece a la gama de cañas que se han hecho con motivo del 25 aniversario de la marca. En estas cañas se ha utilizado blanks y materiales de muy alta calidad.

En esta entrada me voy a centrar en el modelo de casting del cual, lo primero que llama la atención es el color rojo intenso de su blanck, característico de la marca y destacando sobre el retos de cañas del mercado, ya que no es muy común encontrar una caña de este color, no siendo algo relevante, pero a mi al menos, me entra por el ojo. Lo siguiente que nos fijamos a simple vista es que el talón no es nada convencional, se ha suprimido el clásico trozo de eva/corcho y cualquier embellecedor, dejando solo el carbono de la caña y un pequeño talón con el emblema de la marca. Esto a parte de darle un toque estético poco convencional, aligera algún que otro gramo.




Las características de la caña son 7,1´de longitud, una medida bastante adecuada para una caña polivalente y cómoda adaptándose a los tiempo, ya que hasta no hace mucho empleábamos 6,6´como una medida cómoda y estandart para una caña polivalente, este extra de longitud y con la ligereza de los blanks de hoy en día nos ofrece un lance mas cómodo a largas distancias y a la vez trabajar cómodamente cuando pitcheamos. La acción es de Extra Fast 14-38grs, perfecta para vinilear todo el día con ella con texas, shakeys, jikas, jigs no muy pesados, etc. En definitiva una caña titular para cualquier día de pesca.

En la construcción del blank se han combinado los mejores carbonos de 30 y 40 Tn, esto significa que se han utilizado laminadas de carbono prensadas con 30 y 40 toneladas de presión lo que confiere una gran elasticidad y alta resistencia a la caña.


La 25S monta anillas FUJI K SIC para protegerla especialmente de la fricción de los hilos trenzados evitando roturas de linea por el desgaste de la cerámica. Algo también poco frecuente y que es de agradecer es el portacarretes que monta, se trata del FUJI PULS que mejora la estabilidad de la mano al permitir fijar los cuatro dedos bajo el gatillo e incrementa el tacto en el blank para sentir mejor la picada. Cuenta con mecanismo BACK STOP™ que asegura la rosca de cierre, son dos roscas, la primera que trae cualquier portacarretes y una segunda como monta también la Bloody Hartcore C Evo de siluro que evita que la primera se mueva y quede el carrete "bailando" en algún combate o clavada, cosa que fastidia bastante.





A la hora de probarla en el agua nos encontramos con una caña tremendamente ligera que queda perfectamente equilibrada con un Metal Black, muy cómoda en la mano y con un portacarretes bastante agradable en la mano que nos mantiene gran parte de ella pegada al blanck para no perdernos nada. En cada lance vemos como la caña flexa correctamente (siempre y cuando trabajemos el rango de pesos indicados) y que nos ayuda a lanzar lejos cómodamente cualquier señuelo.



El tema de la sensibilidad es algo impresionante, he estado empleándola con un fluorocarbono 0,30mm y al rastrear el fondo notas a la perfección cualquier piedra, palo o suelo blando, si ya empleamos un trenzado finito, ganamos en lance y de la sensibilidad ya ni hablamos. Solo he tenido una picada con ella, bastante tímida, pero note bastante bien que se trataba de un pez, en la calvada, la acción extra fasta de la caña asegura una clavada firme y cuenta con una buena reserva de potencia a la hora de trabajar el pez flexando correctamente en su totalidad.


En definitiva creo sinceramente que se trata de una caña de una grandísima calidad y muy polivalente para nuestras aguas, para emplear de orilla, pato o embarcación y a un precio más que razonable dadas las características de la misma. Esta temporada va a ser sin ninguna duda una de las que más horas pase en mis manos.


martes, 6 de febrero de 2018

En busca del "LUCIO"


Hace tiempo habíamos planificado un finde de pesca junto a Isa, David y su chica para ver si lográbamos hacernos con un buen lucio, no queríamos cantidad, solo calidad.

Aprovechando que estos ya andan al alcance de la pesca de orilla, decidimos andar en busca de ellos pudiendo desplazarnos rápidamente y hacer cambios de planes rápidos si la cosa no funcionaba

El sábado empezamos pescar por la tarde en un día de mucho viento y soleado, por lo que decidimos batir Isa y yo agua con spinners de gran tamaño. Y la cosa no se hizo mucho de esperar ya que al poco tiempo de llegar a la zona donde creíamos que íbamos a tener resultados, noto una fuerte picada en mi spinner, pero que no logro clavar. 

A los diez minutos aproximadamente me dice David "¡Mira, Isa tiene uno!", sin pensármelo, deje la caña en el suelo y salí corriendo para allá y nada más llegar vez que se trataba de un gran pez queriéndose ir contra una rama. Hubo un intento donde logró evitar que se enramase, pero la segunda vez fue inevitable. Al ver al pez atrapado entre los palos, que no iba ni para adelante ni para atrás, me quité los zapatos y los pantalones y a por el que fui.


Una vez lo tuve en las manos nos inundó una gran alegría, en cuatro días y medio que lleva pescando, ya cuenta con un gran lucio en su palmaré. Tras unas cuantas fotos que nos hizo David, lo devolvimos rápidamente al agua.

Desafortunadamente fue la única captura del día, pero sabíamos a lo que nos exponíamos y con esa captura, yo al menos, me fui para casa más que contento.

Muchas gracias David y Lucia por la cena de después, esos chuletones estaban espectaculares, espero otras jornadas en breve.

lunes, 29 de enero de 2018

Día de records


El pasado viernes iba a ser el primer día de snowboard del año, pero nos llevamos el chasco al llegar a la carretera de subida a la estación que estaba cortada por la gran cantidad de hielo que tenia, lo que nos fastidió el día por completo. Con las ganas que teníamos fue una gran desilusión y Isa propuso que ya que nos habíamos levantado que aprovechásemos el día y fuésemos a pescar.

Nada más llegar al pueblo, cogimos los equipos de pesca, fuimos al burguer a por algo de comer y mientras nos dirigíamos al río fuimos comiendo para no perder tiempo.

Se presentaba una tarde con mucho aire, algo que me gusta mucho, pero en esta ocasión venia de norte y muy frió cosa que no me daba mucha confianza, pero estaba seguro que algunos peces rascaríamos.

Comenzamos pescando el cauce buscando peces a la espera del paso de los alburnos en puntos en los que hay algunas ramas y al poco de empezar, veo como un buen bass emboca mi señuelo que sin darme tiempo a clavar escupe. Creía que había perdido la oportunidad del día, pero aun así confiaba en que podría engañar a alguno más.

Seguimos insistiendo y tras algunos lucietes, veo a lo lejos la caña de Isa doblada y una gran cabeza salir del agua moviendose de lado a lado, así que fui para allá a ayudarla lo más rápido que pude. Logro hacerse con el pez, su mayor lucio hasta ese día (que por cierto bien poco le duró el record) y no se quien estaba más contento si ella o yo pero la verdad es que fue un gran momento, ya era un lucio bastante bueno para ser de la zona que es.


Tras liberarlo y con la moral alta seguimos lanzando hasta que llego a un punto en el que me acorde que vi en mi Lowrance Elite-5Ti unos palos en el fondo. Cogí mi Boushido H con un Olasa montado en una de las nuevas cabezas de Shakey de tungsteno de Hart y lo presente en la zona. Toquecito a toquecito iba notando el fondo y los palos hasta que de repente noto una picada bastante seca y contundente y sin pensármelo clave, la caña se quedo doblada, el pez prácticamente ni cedió y note unos cabezazos, por lo que pensé que se trataría de un luciete majo. Enseguida el pez subió a la superficie y asomo un cabezorro de bass bastante importante el cual hizo dos intentos por saltar pero no podía y yo no podía apenas controlarle cuando decidía nadar, pero por suerte conseguí llevarlo hasta mis manos. En ese momento fui consciente de lo grande que era, no solo largo, sino ancho, alto y bastante gordo por lo que estaba seguro que se trataba de mi record de bass.






Tras varias fotos y disfrutar un poco de el no pudimos pesarlo porque ninguno de los dos llevábamos bascula, pero si que pude medirlo y con 59,5cm y esas anchuras si que me quede totalmente convencido de que era el más grande que había sacado.

Y con una felicidad y una alegría enorme nos fuimos al poco tiempo para casa, una sensación indescriptible, un día de los que nunca se olvidan.

domingo, 21 de enero de 2018

Cuidemos los lucios

 Llega una época en la que es más fácil que el resto del año de hacernos con lucios de récord ya que se encuentran al alcance de todos, necesitan comer y por lo tanto vienen con peso extra y si encima le sumamos las huevas, estos alcanzan un peso muy superior al del resto del año. 


Es el momento en el que se prepararan para dejar su descendencia, de la que si no cuidamos a sus progenitores, difícilmente podremos disfrutar en el futuro. Son peces bastante delicados, mucho más de lo que nos pensamos por lo que no solo basta con devolverlos al agua, sino, devolverlos con la mayor garantía de supervivencia del animal.


Últimamente veo por las redes sociales vídeos y fotos de grandes lucios muy mal manipulados y aunque no sea nadie para decir a la gente como hacer las cosas, me jode ver a esos animales ser tratados así. Por estos voy a dejar algunos consejos por aquí para quien los desconozca.


  1. -Jamas colgar al pez en vertical, cogido con una sola mano ni un solo segundo. El pez no esta hecho para estar en esa posición y menos aun fuera del agua y con ese peso extra, por lo que al colocarlo de tal manera producimos desgarros internos en sus órganos y daños en la mandíbula y opérculo. Por ello habrá que cogerlo con ambas maños manteniendolo en horizontal desde que sale del agua hasta que vuelve.
  2. -Olvídate de boga grips y demás sistemas que sujetan con una pinza por la boca al animal, no viene nada bien colgarlo con un punto de apoyo tan pequeño y si encima se mueve, más daños les produce en la mandíbula, que les es imprescindible para alimentarse en condiciones para tomar fuerzas para la freza.
  3. -Evita que el pez se roce con el suelo y se dé golpes. Esto les quita su mucosa que les protege la piel y les produce heridas por lo que es un foco de infección.
  4. -No lo peses a no ser que dispongas de un saco donde quepa el animal, colgarlo del gancho de las típicas basculas, es un punto de apoyo muy pequeño y puede desgarrarle la inserción de los opérculos y los órganos internos.
  5. -Mantenerlo fuera del agua lo justo y necesario, no veo necesario tener a un pez mas de un minuto seguido fuera del agua para hacerle una foto, es un estrés innecesario para el animal.
  6. -Si sangra demasiado, debemos meterlo inmediatamente en el agua que es donde antes coagula su sangre, si aun así no funciona siempre podemos llevar 7up o Sprite que hace que coagule instantáneamente y así salvar algún que otro pez.
  7. -Si lo pesca con la tan de moda pesca en vertical, trabaja al pez tranquilamente, sin prisas para que descomprima bien y no se hinche; idem con el bass.

Nadie nace sabiendo, yo mismo he cometido estos errores y muchos más, pero esta en nuestra mano aprender y aplicarlo y en mi caso intento siempre mejorar en el trato al pez sobre todo, que es el que nos hace disfrutar y sin el este deporte, sería imposible. Espero que nadie se lo tome a mal, y si es así, no va con esa intención.


Quien tenga algo que añadir que lo escriba en los comentarios y añadiré al resto de puntos, siempre es bueno aprender algo nuevo.


martes, 16 de enero de 2018

Una de Vertical System


Este pasado fin de semana no teníamos planteado salir de pesca, pero el domingo antes del medio día hicimos un cambio de planes, no comer, preparar las cosas rápido e ir al pantano a echar el rato de luz que queda por estas cortas tardes y ya a la vuelta comer lo que sea.

Llegamos a la orilla sobre las 2:30, pero entre montar los equipos, patos, etc se nos fue media hora tranquilamente.

Íbamos a dedicar la jornada a pescar en vertical, buscando peces algo profundos con mi Lowrance Elite-5 Ti en zonas donde anteriormente había localizado peces en esta época. El equipo elegido para la ocasión fue la Hart Bosushido 7,3´H con un Absolut Metal Black cargado de trenzado Asari Power Masaru y 2 metros de fluorocarbono para evitar levantar sospechas.

Nada más llegar a los puntos claves veíamos peces y no hizo falta insistir mucho para obtener las primeras picadas y peces, de hecho, por ahora, es el mayor del año, aunque espero que no sea así jeje.






Cuando no llevábamos ni dos horas de pesca, comenzó a llover bastante más fuerte de lo previsto y seguidamente a granizar y sin llevar ropa especifica y con un frió horrible, nos obligó a retirarnos y aunque nos fastidió, nos fuimos bien satisfechos.


jueves, 11 de enero de 2018

Comienza el 2018


Aprovechando las vacaciones de navidades he podido escaparme de pesca desde el día 1 de Enero hasta el día 5 con bastante buenos resultados en todas las jornadas. En varias de ellas me ha acompañado mi novia, Isa, que va cogiendo soltura a una velocidad increíble, teniendo en cuenta que nunca había tocado una caña, el progreso ha sido más que bueno. Mucha culpa de ello lo tiene en el empeño que le pone en aprender. Una suerte poder compartir mis jornadas con ella.

El primer pez salio el primer día del año, cuando apenas asomaban los primeros rayos de luz, ya estaba en el río listo para afrontar la primera jornada del año. Cuando no había pegado ni siquiera 5 lances, ya tuve la primera picada, un precioso lucio que inauguro la cuenta del año.


En las siguientes jornadas, no han faltado los peces tampoco algunos buenos lucios y otros buenos basses, aunque en menor cantidad estos últimos, pero si que han hecho acto de presencia.









Espero que a lo largo del año la cosa vaya igual de bien o mejor si cabe.
Buen año a todos!

domingo, 24 de diciembre de 2017

Últimos lances del año


El pasado fin de semana fue un finde de pesca algo especial. Desde hacia varias semanas, mi novia Isa llevaba dándome la lata con que quería pescar, así que reservamos estos dos días para que aprendiese y conociera lo que es mi pasión.

La mañana del sábado la íbamos a dedicar a que aprendiese a manejarse con el catamarán y aprendiese a lanzar y no solo aprendió (casting y spinning), si no que también pescó. Logramos hacernos con algunos lucios y algún que otro bass.





Dedique gran parte de la mañana a rastrear el fondo del rió con mi Lowrance Elite-5ti en busca de las zonas más profundas del rió y en las que hubiese ramas y troncos sumergidos o algueros y la verdad es que dio sus frutos.





Antes de irnos me dijo que por que no volvíamos por la tarde, así que sin pensármelo le dije que volveríamos.

Nada más llegar pude hacerme con un gran bass, estuvo más floja pero aun así nos divertimos.


El domingo habíamos planeado ir a por siluros con Mario Asensio e Izabella y mientras llegábamos a la zona en la que creíamos que iba a ser más productiva, iba dedicando lances a las luciopercas y sin mucho insistir pude clavar un par bastante grandes y las dos las perdí. Una de ellas por super-paquete y no abrir el freno a tiempo y en una carrera muy potente me partió la linea. La otra tras una larga carrera hacia el fondo sacando varios metros del carrete de spinning, logro librarse del señuelo. Por lo que me pille un pequeño cabreo, más que nada por el fallo que había cometido.

En cuanto nos pusimos a los siluros, empezamos a ver en la sonda siluros por todos lados, la mayoría de ellos de pequeño tamaño con los que Isa disfruto bastante.



Los grande costaba mucho despegarlos del fondo, había que insistir demasiado y no pasarse dándole al clonk, ademas de que al mínimo movimiento extraño o ruido en el pato desaparecía. Pero al final la paciencia dio sus frutos y pudimos ver a la Hart bloody y el Phantom en acción. Pero lo que fue una pasada fue verla pelear con un pez así y sobre todo la sonrisa una vez capturado el pez.





Han sido dos días increíbles, en los que compartir con ella mi pasión, han hecho que sean aun mejor. Puede que hayan sido los últimos lances del año, pero me quedo totalmente satisfecho y creo que no hay mejor manera de acabar un año en el que por lo menos en la pesca ha sido increíble.

Felices Fiestas a TODOS!!!